CÓMO TENER A TU PAREJA FELIZ

Estuve pensando en qué trataría el próximo artículo, y pensé porque no podía tratar sobre ¿Cómo tener a tu pareja feliz?. Así que me puse a pensar, meditar, reflexionar… de todas las experiencias que he tenido y vivido con alguna mujer y pensé que sería buena idea escribir a propósito de ello.

En un principio ya pensé en hacer 5 puntos importantes a destacar de como querer bien.

  • Ser atento

  • Cuidarla

  • Respetar sus rarezas

  • Dejarla un rato al día a su aire

  • Satisfacerla en la cama o dejar ver el interés de ello.

 

 

Teniendo en cuenta que son 5 puntos muy amplios, en ese caso pasaríamos a desarrollarlos más extensos de lo que a un primer barrido de ojos puede abarcar al respecto de llevar a cabo.

SER ATENTO:

Vigilar en todo momento que no se derrumbe facilmente, una mujer tiene muchas cosas en la cabeza, están pendientes de todas las cosas que a ellas les incumbe. Ya que en lo último que tienen tiempo es de dedicarse a ellas mismas o incluso a tomar un respiro y decir. Todo principio tiene su final… Nada es para siempre, ni si quiera la carga.
Por ello es importante ser atento, decirles ¡eh, frena!, respira, calma o, enhorabuena, felicidades. (…) enfin vigilar esos pequeños detallitos que les son a muchas bastante necesarias para llevar una vida.

 

CUIDARLA:

Si tienes una novia, deberías tener en cuenta que una mujer es proporcionalmente opuesta a un hombre. También en muchas cosas somos similares, en otras no. Luego saber que un hombre es más fuerte fisica o superficialmente e interiormente muy frágil y débil, al igual que las mujeres, a la inversa, soy frágiles físicamente. Sin embargo cuando tienen que aguantar 40º de fiebre son capaces de ir a trabajar y cumplir con sus tareas, cuando un hombre con 38º de fiebre como yo, ya estamos pensando en que vamos a morir. Por eso físicamente e interiormente estamos proporcionados en equilibrio.

 

MUJER:

+ FUERTE METABÓLICAMENTE (POR NATURALEZA)

+ DÉBIL FÍSICAMENTE

 

HOMBRE:

+ FUERTE FISICAMENTE

+ DEBIL METÁBOLICAMENTE

 

 

RESPETAR SUS RAREZAS:

Es importante marcar las diferencias desde el principio para entender los límites de las personas. Algo que ocurre muy amenudo es no decirlas o no marcarlas y luego pasan factura los errores, fallos o discusiones. Por eso es mejor prevenir los problemas márcandolos desde un principio y remarcados como posibles fugas en la relación. Así que cuanto más sépas de la otra persona antes (sin correr) más fácil te será entender sus rarezas, ya que todos las tenemos y si no las tenemos, las buscamos.

DEJAR A TU PAREJA A SU AIRE

Es importante saber que todos necesitamos tiempo para nosotros mismos, incluso si queremos estar todo el día con nuestra pareja y sea recíproco. En ese caso, podemos si no es el caso, pedirle por favor al menos 1 hora al día sin ella o él. Para que el reencuentro cada vez que veamos a nuestra pareja. Ese reencuentro será así más ameno, intenso y deseado.

SATISFACER A TU PAREJA EN LA CAMA

El sexo es importante para todo ser humano, ya que sin él no habríamos llegado a ser los que somos sin el desarrollo natural y biológico de nuestra raza. ¿Hay alguna persona que no desée tener sexo en un momento dado del día en su sano juicio?. La respuesta es según el momento y el contexto de la persona.

Por lo general a ellas les gusta sentirse realizadas cuando se enfrentan a una relación de cama. Más vale 1 bueno que 10 malos es lo que piensa mucha gente respecto a las relaciones sexuales. En algunos casos puede pasar que los últimos no sean como los primeros, eso es debido a que las primeras veces llevan más intencionalidad de deseo por desconocido que de superposición caritativa de un:

“Vengaa carii vamos a hacerlo…”

Es prioritario evitar caer en la rutina o de así hacerlo, tener causas o fuentes de razones para que cada día nos resulte distinto al anterior y reforzado para el futuro teniendo un perro, un gato o hijos. Muchas y muchos lo tienen todo. Otros empiezan adoptando un perrito y si ven que funciona, pasan al segundo perrito y de allí finalmente acaban con una nena o un nene.
Otras personas conocedoras al origen de sus orgamos o como parte de ellos. Lo denominan sapiosexualidad. Al hecho de sentirse identificadas o seducidas por el origen de la sublime coordinación que sienten desde un principio con esa persona.