SECRETOS Y COINCIDENCIAS

 

Las coincidencias en mi vida.

 

Las coincidencias en mi vida no son pocas, desde que fui consciente que fui a visitar Nueva York con mi familia en la semana santa del año 2001 poco antes del atentado del 11 de septiembre, fecha de aniversario de mi madre.

Ya de bien pequeño identifiqué un gran símil a mi modo de ver o mejor dicho observar el rostro de la mujer del cuadro de “La chica de la perla – J. Vermeer” para mí muy similar al de mi madre cuando era joven en una fotografía que hizo mi padre mientras ella me tenía en brazos siendo un bebé. Es una forma de desvelar mis secretos, ni tan secretos ni tan conocidos. Sin embargo tampoco el diario referente EL PAÍS supo denotarlo en su momento obviamente, haciendo un amago a través de uno de sus artículos “La joven de la perla” desvela sus secretos.

 

La joven de la perla - J. Vermeer

 

Otro caso de símil coincidencia también fue al ver la película “Abre los ojos” del director Alejandro Amenábar. Cuando vi el rostro del abogado del protagonista. Como todo gran descubrimiento, me di cuenta por casualidad y al verlo lo asocié al rostro de mi padre. Motivo más que suficiente y después de haber visto la película por la cual tuve una Hipnosis Regresiva en mi vida.

 

Abre los ojos - Alejandro Amenabar - Hipnosis Regresiva - www.fernandotorner.com - Fernando Torner

 

También el simple hecho de que el nombre de mi hermana sea Lucía y el mío Fer. Cuando juntos hacemos el nombre de Lucifer. O el que la letra F esté en la sexta posición del abecedario es decir equivale al número 6. Y yo me pregunto ¿porqué el número de Lucifer es el 666? La respuesta es que no la sé (risas)

 

El agrado por las coincidencias subliminales.

Después de una bonita conversación trascendental, estar en compañía de las personas que realmente quieres porque te valoran y quieren en su vida. Todo detalle asociado a un significado de una manera o forma subliminal es lo que más me puede seducir en esta vida.

Coincidencias tengo muchas, subliminales todas, respuestas a ello: ninguna. Quizá por ello trato de plasmarlo y transmitirlo a través de este artículo-relato.

Todo empezó cuando me di cuenta un tiempo después de que mis dos primeros besos de adolescente fueron el mismo fin de semana el primero con una chica un viernes y al día siguiente sábado con otra diferente de por aquel entonces año del 1996-1997. Recuerdo que fueron ambos en la entrada de un pub-bar de copas llamado DIESEL del barrio de Barakaldo en Bilbao ubicado en su día curiosamente en la Calle de la Felicidad (Felizidad Kalea) ¿curioso no?

Otra coincidencia subliminal o dato quizá más actual y relevante a nuestros días, por el cual sin pensarlo demasiado me quedo siempre en estado reflexivo. Fue al intentar hacer un logo con las dos iniciales de mi nombre la F y la T de mi nombre y opté por coger los dos logos de las dos redes sociales más relevantes de hoy en día Facebook y Twitter.

 

FT - Facebook & Twitter - www.fernandotorner.com - Fernando Torner

 

También por ello y sin ir más lejos, me pregunto ¿por qué la inicial de cada gran empresa de internet de hoy en día año 2018, forman las iniciales de mi nombre Fernando G. Torner Arroyos.

 

Fernando Gonzalo Torner Arroyos